Alejandro San Francisco explica las cuatros dimensiones de la crisis en Venezuela

Cerca de 45 universitarios participaron este 20 de agosto, en el seminario  que realizó el Instituto Res Publica en alianza con la Universidad Santo Tomás. En la ocasión, el Director de Formación de IRP, Alejandro San Francisco, expuso sobre los cuatro niveles de la crisis que está viviendo Venezuela. 

 

Alejandro comenzó la charla señalando que el primer nivel de la crisis venezolana corresponde a una dimensión política que hace décadas se viene gestando. Comenzó con Chávez quien censuraba a los medios de comunicación, tomó el control de todos los poderes del Estado y politizó las fuerzas armadas del país. Se instauró la dictadura de Maduro, luego de decretado el cierre de la opositora y democráticamente electa Asamblea Nacional, para dar paso a una espuria Asamblea Constituyente que centralizaba todo el poder en el chavismo.

Según el Director de Formación de IRP, una segunda dimensión de la crisis es la económica. Venezuela pasó de ser una de las economías más prósperas de América Latina a una de las más desaventajadas, incluso a pesar de estar erigida sobre millones de metros cúbicos de oro negro. Pasó a ser el país con la mayor inflación del mundo, contada en varios “millones” por ciento. Aunque Maduro se ufana por subir el sueldo mínimo cada pocas semanas, éste no alcanza ni para comprar medio kilo de queso (si es que se encuentra) en el supermercado.

El tercer aspecto es el social. San Francisco indicó que la pobreza en el país caribeño alcanza un increíble 91% de la población. En la capital, al menos el 40% de los hogares están en campamentos parecidos a “favelas”, así como el abastecimiento regular de agua potable pasó de estar en 92% a menos de un tercio de las casas. Muchos han tenido que recurrir a tratar ellos mismos las aguas servidas, con el consecuente aumento de enfermedades. Asimismo, la criminalidad ha crecido tanto que Caracas se ha transformado en la segunda ciudad más peligrosa del mundo, con más de 110 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Por último, señaló San Francisco, como consecuencia de todos los niveles anteriores, se encuentra la resultante dimensión humanitaria. “Como es sabido, la situación es tan crítica que en promedio la baja de peso de la mayoría de la población ha sido estimada en 11 de kilos”.