Antonio Varas (1817-1886). Cartas, documentos y testimonios

La vida de Antonio Varas se funde con el nacimiento y consolidación de la República.
Nacido en 1817, se desempeñó por más de 40 años en los más diversos cargos públicos.
Como parlamentario, presidió tanto la Cámara de Diputados como el Senado. También
ejerció como ministro de Justicia 1845-1846 y del Interior bajo tres presidentes: Manuel
Bulnes (1850-1851), Manuel Montt (1851-1856 y 1860-1861) y por último, Aníbal Pinto en
plena Guerra del Pacífico (1879). Una carrera tan extensa e ininterrumpida podría suponer,
para muchos, que Antonio Varas fue un maestro consumado en el arte de la diplomacia, de
la discresión, del no tomar partido en los temas importantes, en fin, la fiel imagen del político
que evita por sobre todo ganarse enemigos o entrar en batallas que poco le reportarían en
vistas al juego permanente del cálculo político. En el fondo, una trayectoria como la suya, a
primera vista, haría pensar en la tradicional estampa del político insípido, que logra
sobrevivir a todas las tormentas de la cosa pública y que a fuerza de no opinar y de no tener
convicciones, es capaz de elevarse hasta lo más alto por lo ligero de sus ideales. Sin
embargo, en la vida pública de Antonio Varas no hay nada más alejado de ese tipo político.
Con una vehemencia, energía y capacidad sorprendente, Varas no evitó jamás el
enfrentamiento, lanzándose a la lucha cuantas veces fue necesario para lograr los objetivos
que consideraba valiosos. Con Varas no había términos medios, se le amaba u odiaba. En
1861, estando todo dispuesto para que, sin mayor esfuerzo, fuera electo Presidente de la
República como sucesor indiscutido de Manuel Montt, en un hecho inédito en la historia de
Chile, declinó públicamente su candidatura. Antonio Varas falleció años más tarde, el 4 de
junio 1886, ejerciendo el cargo de presidente del Senado.

Autor: Gonzalo Arena

Año: 2019