La Doble Cara del Liberalismo Político

La Doble Cara del Liberalismo Político

Tras la caída del muro de Berlín, y el refugio de los resabios de socialismos reales en Cuba y Corea del Norte (ya que China Popular es actualmente una forma de socialismo capitalista no democrático), pareciera que el liberalismo en sus diversas formas subsiste como el pensamiento dominante. En temas como religión, en filosofía, en ética, en política, en economía, la ideología liberal domina casi sin contrapesos.

Sin embargo, una de las curiosidades de la época contemporánea es la fragmentación del liberalismo. Algunos lo defienden en su versión económica, sin aceptar su trasfondo político o religioso, a quienes se suele llamar neoliberales. Por su parte, los que tanto despotrican contra el neoliberalismo, suelen promover un capitalismo ético en cuestiones matrimoniales y familiares. Por cierto, en este elenco no faltan los liberales de tomo y lomo, que defienden siempre y en toda circunstancia la primacía de la autonomía o de la libertad de los individuos por sobre las exigencias de protección de los derechos de los más débiles, del bien común, de las instituciones sociales y de la moralidad pública.

Escrita desde la tradición del derecho natural, esta obra pretende ser un reconocimiento de las luces y también una crítica de las sombras que la defensa de las libertades modernas ha comportado en nuestros tiempos. El autor se ha propuesto responder a esa visión que conduce a desligar la libertad de la verdad sobre el hombre y sobre su dignidad.

Autor: Cristóbal Orrego