J. Francisco Lagos: “El fenómeno de la politización ha pasado a la instrumentalización”